Militante socialista y escritora, nacida en Buenos Aires el 17 de Noviembre de 1889. Proveniente de un hogar obrero, sintió desde niña el afán de luchar por el bienestar de los trabajadores, y en especial de niños y mujeres. Realizó estudios normales y completó su formación intelectual e ideológica por medio de lecturas e investigaciones.


A los dieciocho años se incorporó al Partido Socialista obrero y comenzó a actuar en la Agrupación Femenina, distinguiéndose por la novedad que significaba su participación en una lucha que no encontraba mucho eco.

Se integró al grupo de pioneras de esa avanzada feminista que formaban, entre otras, Alicia Moreau de Justo, Adelina Di Carlo, Elvira Rawson de Dellepiane, Alfonsina Storni, Raquel Camaña, medicas y escritoras que se distinguían por su valentía para afrontar la dura tarea de despertar el pensamiento de las mujeres en un medio ambiente que posibilitara la realización de un fuerte movimiento, pero alentaban la esperanza de que ese esfuerzo permanente posibilitaria con el tiempo el triunfo de sus ideas.

Se nutrió de la palabra de personalidades como Guillermo Ferrero, Edmundo D´Amicis y Gina Lombroso y fue amiga de los principales dirigentes socialistas argentinos.

Era una obrera autodidacta que recorría fábricas y talleres tomando nota sobre las condiciones de trabajo, el número de horas y salario, la contaminación del ambiente. En los lugares donde no se los permitía, se empleaba ella misma, sometiéndose a rigores que la enfermaron de tuberculosis, enfermedad de la que murió muy joven.

Colaboro en "La Vanguardia" con escritos referentes a esa situación que ella pugnaba por corregir, y editó y dirigió la revista "Tribuna Femenina", que redactaba y sostenía con su trabajo de modista, en la cual publicaba sus trabajos que tenian relación con su actividad, muchos de ellos premiados en congresos nacionales e internacionales sobre la protección de la mujer.

Participó en actos públicos y manifestaciones callejeras, arengando a los simpatizantes.

En 1909 representó al Centro Femenino en la Liga Internacional de Domésticas.

En 1910 participa en el congreso de universitarias argentinas donde sobresale por sus elevados principios. En el mismo año intervino en la organización del Primer Congreso Femenino Internacional, siendo además una de sus más fervientes animadoras.

En 1913 colabora con el Congreso del Niño, donde se destaca por tres trabajos presentados:

1) La madre y el menor obrero.

2) El trabajo de la mujer y los niños.

3) El alcoholismo.

El mismo año presentó en la exposición de Gantes (Bélgica) un trabajo titulado "El trabajo femenino" que fue premiado. Otro estudio, "El trabajo de las mujeres y los niños de nuestro país", fue galardonado en la exposición de San Francisco, California, en 1915.

En 1915 se empleó sin sueldo como inspectora del Departamento Nacional de Higiene y Trabajo, donde defendió sin claudicaciones a la mujer y al niño obrero.

Presentó trabajos en congresos internacionales y publicó folletos y los libros "El Trabajo Femenino" (1916), "El Divorcio" (1912) y "Por la salud de la raza" que fue publicado después de su muerte.

Estrenó una pieza en el antiguo Teatro Variedades de Constitución. Sus escritos fueron elogiosamente comentados por diarios y revistas.

Con la salud afectada por la tuberculosis, se radicó en Bialet Massé, Córdoba, donde murió el 23 de marzo de 1917 a los veintiocho años de edad.

.


 
 
 
Volver a Biografías   ir arriba